Masaje deportivo

Masaje y deporte

 

El masaje deportivo es una técnica manual con la finalidad de mejorar el rendimiento y el estado físico de cualquier persona que realice deporte o no. Se diferencia del masaje terapéutico en que suele ser más profundo e intenso.

El masaje deportivo

  • Prepara los tejidos para la competición (masaje pre competición),
  • Recuperar una vez que la actividad deportiva ha concluido (masaje post competición)
  • Ayuda a sanar tejidos dañados (masaje de mantenimiento).

La necesidad del masaje deportivo debe entenderse como parte del propio entrenamiento de la persona que realiza deporte a diario o con mucha frecuencia, ya que lo que tenemos que tener claro es que es importantísimo adelantarse al dolor y prevenir lesiones.

 

Beneficios del masaje deportivo

  • Mejora la circulación sanguínea y linfática, y por lo tanto, la nutrición y disponibilidad de oxigeno a los músculos, necesarios para un funcionamiento eficiente.
  • Eliminación de toxinas y residuos para el sistema musculo-esquelético (así como para recuperar los tejidos dañados).
  • Alivia los espasmos musculares devolviendo su elasticidad, mejorando la capacidad de absorción de la carga muscular.
  • Descompone adherencias y tejido cicatrizal de lesiones previas.
  • Acelera la recuperación causada por la fatiga muscular.
  • Estimula liberación de endorfinas, de manera que los efectos lleguen a otras áreas del cuerpo proporcionando alivio del dolor.
  • Facilita la relajación y alivia el estrés.

–        Ayuda a prevenir lesiones, al detectar los desequilibrios musculares que a menudo no son diagnosticados hasta que son lo suficientemente grave como para causar la incomodidad en el atleta o un empeoramiento en su rendimiento.

 

¿Cuál es el propósito del masaje deportivo?

El tejido muscular de un deportista debe ser controlado en todo momento, evitando así roturas o micro-roturas inesperados. El masaje deportivo es el encargado de optimizar de manera satisfactoria el rendimiento muscular, realinear las fibras musculares de las zonas de mayor tensión y trabajo. Conseguiremos una recuperación completa de todo el cuerpo y una preparación optima para la próxima actividad deportiva.

 

Etapas de masaje deportivo

En Centro de Masajes Árnica aconsejamos realizar este tratamiento para un mayor rendimiento del deportista.

El trabajo a realizar se dividirá en tres sesiones:

  1. Pre-competición. antes de la competición se debe realizar una primera sesión de masaje deportivo, cuarenta y ocho horas antes de la actividad o de un duro entrenamiento. En este momento el masaje lo realizaremos para aumentar la circulación sanguínea, temperatura y la elasticidad muscular. Se realizara de forma profunda y fuerte mediante movimientos de fricción. La duración de esta sesión debe depender del tiempo que se tome para cada grupo muscular.

 

  1. Post-competición. esta fase del masaje muscular se debe aplicar entre los cuarenta y cinco minutos después del fin de la actividad y cinco horas como máximo. En esta sesión, con este masaje se facilita la desaparición de las contracturas y toxinas provocadas por el sobre-entrenamiento deportivo. Del mismo modo mejoraremos el aporte sanguíneo a los músculos trabajados. Usaremos movimientos de sacudidas, vibraciones y percusiones en las zonas implicadas para relajar los músculos.

 

  1. Mantenimiento. Este masaje deportivo de mantenimiento deberá aplicarse con un objetivo claro, controlar posibles contracturas que ocasionen, a la larga, lesiones irreparables. Recomendamos llevarlo a cabo cada dos semanas. Como finalidad también tendremos la eliminación de la fatiga muscular y el mantenimiento de un buen grado o nivel de elasticidad. El ejercicio a realizar será de amasamientos, vaciados y roces en las zonas más delicadas y que más trabajo tienen durante la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *