ALIMENTACION EN PRIMAVERA – EPOCA DE DEPURACION y RENOVACION –

Pasado el invierno dejamos al organismo con sobrecargas orgánicas, es decir, hemos abusado de alimentos muy concentrados.

La primavera es por tanto una época ideal para depurar, desintoxicar, drenar hígado y vesícula biliar.

Es tiempo donde conviene comer menos, necesitamos limpiar el cuerpo de las grasas, toxinas y alimentos pesados del invierno.

 

Alimentos recomendados

Verduras.

Las verduras y hortalizas son los alimentos más abundantes de la primavera. Aportan riquezas en vitaminas, minerales, calcio, fosforo, vitamina C, vitamina A, acido fólico y antioxidantes.

Es época de los alimentos verdes “alimentos de hoja” donde predomina la clorofila. Ella contribuirá a la tonificación de los músculos y nuestro aparato digestivo, refuerza salud de nuestra piel y corazón, evita estreñimiento y elimina toxinas por eliminación de líquidos en el organismo.

 

Ensaladas.

Muchos de sus componentes deben comerse en crudo, ya que en cocción los alimentos pierden sus propiedades.

Las ensaladas deberán de ser sencillas, naturales, simples y realizadas con alimentos de temporada como por ejemplo:

  • Espárragos
  • Lechugas
  • Cebolletas
  • Rábanos
  • Puerros
  • ..

 

Cereales y legumbres.

Son la fuente de energía y proteínas. Conseguir energía a partir de la ingesta de alimentos vegetales con los cereales, en lugar de alimentos de origen animal, tiene la ventaja de no contener colesterol y no favorecen la aparición de enfermedades circulatorias.

Gracias a los cereales el hígado tiene que trabaja menos para depurar toxinas.

Los cereales son fuentes de fibra, vitaminas y minerales.

Las legumbres son importantes en nuestra alimentación, son fuente de proteína vegetal y contiene elevadas cantidades de hidratos de carbono, carga de energía, fibras minerales y vitaminas.

  • Guisantes, especialmente para el control del colesterol y la estabilización
  • Habas, ricas en proteínas, vitamina B, vitamina C, fosforo, potasio, magnesio y hierro. Nos ayuda a limpiar riñones y prevenir los ataques de tos.

 

Frutas frescas.

Los frutos secos nos proporcionan vitaminas y minerales. Es interesante comer fruta entre las comidas para que se pueda aprovechar mejor todas sus propiedades y para su digestión.

  • Aguacate
  • Fresas
  • Albaricoque
  • Cerezas
  • Plátano…

 

Consejos

  • El desayuno debe ser la comida fuerte de todo el día, por ello, deberemos tomar alimentos ricos en hidratos de carbono. Las sustancias como el café no son muy recomendables, lo sustituiremos por infusiones. Tomar zumos y frutas son esenciales.
  • En la comida las verduras y los vegetales deben predominar. Para mantener el organismo depurado.
  • En la cena, al ser la última comida del día, tardara más en digerirse porque no tenemos la misma actividad que en el resto del día, por lo tanto, deberá de ser ligera y cargada de vitaminas. Y debe realizarse como mínimo 2 horas antes de irnos a dormir.
  • Entre las horas podremos tomar fruta para mantener el hambre.
  • Beber agua es fundamental para mantener tanto las vías respiratorias hidratadas como para mantener todo nuestro cuerpo y ayudar al organismo a eliminar toxinas. Se recomienda beber 2 litros de agua al día (8 vasos diarios).
  • Ejercicio moderado, caminar durante 40 minutos diarios, ayuda a activar la circulación, quemar grasa y que el cuerpo tenga mejor sistema cardiovascular.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *