Ansiedad

 

La ansiedad es un sentimiento normal de temor ante situaciones amenazantes o difíciles.

Se estima que 1 de cada 10 personas sufran algún episodio de ansiedad a lo largo de su vida.

La ansiedad por sí misma no es mala, ya que nos alerta y nos motiva para hacer frente a los peligros. Se convierte en un problema cuando los episodios de ansiedad son frecuentes, intensos y aparecen sin motivo aparente limitando a la persona en su día a día.

La ansiedad podemos entenderla como un estimulo de origen interno que hace sentirnos nerviosos, irritados, entrar en pánico…

Causas de la ansiedad

  • Causa genéticas_ La ansiedad puede heredarse a través de los genes. No obstante, incluso alguien que por naturaleza no es ansioso puede experimentar este sentimiento de entrar en pánico.
  • Causas circunstanciales_ Aparece tras unos hechos traumáticos como un accidente de tráfico, pérdida de algún familiar, etc. En este caso el sentimiento de ansiedad puede desaparecer finalizado el problema o incluso permanecer durante meses o años, se le conoce como trastorno de estrés postraumático.
  • Consumo de drogas_ Las sustancias estupefacientes pueden producir ansiedad. En algunas personas, la cafeína también puede generarla.
  • Experiencias vitales significativas_ Los cambios vitales como un embarazo, incluso alteraciones en el ámbito laboral, estrés, pueden producir ansiedad, sin llegar a ser traumático.

Síntomas

Las personas con trastorno de ansiedad pueden:

  • Preocuparse demasiado por las actividades diarias
  • Tener problemas para controlar sus preocupaciones
  • Tener dificultad para relajarse y concentrarse
  • Problemas para dormir o permanecer dormido
  • Tener dolor de cabeza, de músculos, de estomago o dolores inexplicables
  • Dificultad para tragar
  • Tener temblores o tics ( movimientos nerviosos)
  • Sentirse irritable, sudar mucho, y marearse o sentir que falta el aire
  • Necesitar ir al baño de seguido

–        En niños puede manifestarse con la necesidad constante de seguridad y atención

Consejos

  1. Aceptar lo que está pasando y no huir de los problemas, esta es la gran trampa de la ansiedad, la evitación
  2. Respiraciones lentas y profundas, utiliza la respiración abdominal, ayudando a equilibrar el organismo y recuperar las energías necesarias para el día a día
  3. Interpretar bien las cosas o situaciones, elimina los pensamientos negativos y ten una mente positiva
  4. Expresar los sentimientos, expresa como te sientes a menudo, no esperes a estallar
  5. Aprende a ser asertivo, dar importancia a lo que piensan los demás te creara tensión, se tu mismo
  6. Descansar, dedica tiempo a descansar y dormir las suficientes horas de sueño
  7. Estar activos, realizar ejercicio físico para eliminar el exceso de ansiedad y favorecer la relajación muscular
  8. Reír, busca momentos para compartir con tus amigos, no te aísles, ríe, comparte y relaciónate con la gente
  9. Cuidar la alimentación, realiza dietas equilibradas y variadas
  10. No estar siempre preocupados, las preocupaciones nos producen ansiedad, así que vive el presente, el día a día

Tratamiento

En Centro de Masajes Árnica te podemos ayudar, con distintas terapias:

  • Acupuntura_ Colocando agujas, haciendo presiones o dando calor en puntos determinados del cuerpo hacen que nos relajemos, nos ayuda a dormir mejor y a estar más tranquilos.
  • Osteopatía sacro-craneal_ tratamiento que relaja las tensiones con un masaje en la cabeza consiguiendo una relajación a nivel de todo el cuerpo.
  • Reiki_ técnica relajante que trabaja todo el cuerpo, haciendo incapie en la zona de los chacras, consiguiendo un equilibrio energético.

En el Centro de Masajes Árnica buscamos soluciones que mejor se adapten a tu problema.

“Soluciones personales en manos de profesionales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *