Ciática

¿Qué es?

La ciática se debe a la irritación del nervio ciático, se describe como un hormigueo, adormecimiento o debilidad y que empieza en la parte inferior de la espalda y pasa por glúteo, pierna y puede llegar hasta el dedo gordo del pie. El dolor suele afectar a una pierna.
El dolor de la ciática puede manifestarse como un dolor moderado o insoportable llegando a dificultarnos el andar, ponernos los calcetines o estar mucho tiempo en una misma posición.
Síntomas de la ciática
Los síntomas de la ciática son producidos por la irritación e inflamación del nervio ciático. Y son los siguientes:

 Dolor que empeora con el movimiento
 Entumecimiento o debilidad para mover la pierna o el pie
 Dolor constante en el glúteo o pierna
 Quemazón u hormigueo que bajan por la pierna
 Dolor que empeora al sentarse
 Dolor fuerte que puede hacer difícil ponerse de pie o caminar
 Dolor lumbar

Causas

Las causas más comunes del pinzamiento del nervio ciático son por :

• Hernia discal lumbar
Entre las vértebras tenemos un disco, cuya función en amortiguar el peso y los esfuerzos de la columna, si tenemos una lesión en este disco, se produce una protusión o hernia discal, parte del núcleo de disco sale por un lateral, pudiendo irritar la rama nerviosa del nervio ciático.

• Estenosis del canal lumbar
La estenosis es un estrechamiento del canal espinal que puede venir por un envejecimiento y es más propensa en personas mayores de 60 años. La presión que realiza en las raíces nerviosas de la columna puede pinzar el nervio ciático, y aparecer la ciática.

• Artrosis en los discos
La falta de grosor de los discos, por falta de hidratación o por degeneración en la parte inferior de la espalda puede provocarnos la ciática.

• Síndrome piramidal (falsa ciática)
El nervio ciático pasa por debajo de este musculo, si se forman contracturas en este musculo puede comprimir el nervio ciático.

• Embarazo
Durante la gestación el útero comprime órganos internos de la pelvis y esto provoca contracturas musculares que favorecen la ciática.

Prevenir la ciática

Ayuda a evitar la ciática o si ya se padece, a mejorarla:

• Ejercicio frecuente. Deberemos fortalecer toda la musculatura de espalda y abdominal, que son la clave para una espalda sana.

• Tener una higiene postural correcta. Debemos asegurarnos de mantener la espalda correcta cuando levantamos peso, doblando las rodillas y manteniendo la espalda recta. También al sentarnos debemos tener un cuidado, apoyar los pies en el suelo y no estar en posiciones incorrectas.

• Ejercicios de estiramiento
Estiramiento del músculo gluteo
Estiramiento de isquiotibiales
Estiramiento de espalda baja (lumbares)

• Realizar caminatas de bajo impacto

En Centro de Masajes Árnica podemos ayudarte, disponemos de un gran equipo de profesionales que harán que el problema de ciática desaparezca. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *