DEDOS EN GARRA

Los pies son importantes en la anatomía humana, son los que nos llevan donde queremos ir, los que nos permiten movernos y desplazarnos.

El  pie desempeña una doble función, soporta el peso del cuerpo y permite caminar, es una acción conjunta de flexibilidad y resistencia. De ahí la importancia de tener unos pies sanos y de la utilización de un calzado correcto.

Muchas veces por herencia, otras por la utilización de calzados incorrecta, por artrosis o por deportes extremos, los pies se ven deformados y pueden aparecer problemas en rodillas y caderas por culpa de esa deformación.

¿QUÉ SON LOS DEDOS EN GARRA?

Los dedos en garra son una deformidad que se produce en los dedos de los pies,  hacen que la articulación metarso-falángica  se estire de manera excesiva y las articulaciones de la parte media y extrema se flexionen, los dedos se curvan hacia el suelo, dando al pie un aspecto de garra, es habitual que se dé en los cuatro dedos más pequeños a la vez,  de esta deformidad sólo se salva el dedo gordo.

A diferencia del dedo en garra, el dedo martillo, se dobla hacia el suelo, suele afectar al segundo dedo del pie y pueden ir acompañados con juanetes.

Ambos problemas, pueden dar dolor o molestia, y un aspecto raro del pie.

dedos-en-garradedos-de-martillo

Dedos en garra                                                                     Dedo martillo

 

Tipos

  • Garra flexible: cuando hablamos de garra flexible, nos referimos a que cuando manipulamos el dedo podemos lograr su extensión para corregirlo.
  • Garra rígida: en este caso cuando hablamos de garra rígida no podemos corregir la deformidad al extender el dedo.

 

CAUSAS

  • El pie en garra puede presentarse al nacer.
  • Puede aparecer por llevar un calzado inadecuado, sobre todo los que tienen una puntera estrecha.
  • puede ser hereditario.
  • Tiene que ver con la forma de pisar, tensión muscular, acortamientos de tendones y músculos, traumatismos,  enfermedades neuromusculares o inflamatorias.

 

SINTOMAS

Los síntomas que suelen darse son:

  • Deformidad de los dedos de los pies
  • El dolor o molestias en los dedos.
  • Durezas y callos.
  • Inflamación en las articulaciones.

 

TRATAMIENTOS

  • Uso de plantillas personalizadas
  • Uso de correctores o almohadillas que ayudan a aliviar la presión y enderezar el dedo.
  • Cambiar el tipo de calzado por uno más adecuado y cómodo.
  • Acudir a un osteópata. Cuando el problema de una mala pisada se desplaza al resto del cuerpo, puede hacer que tengamos dolor de piernas, rodillas e incluso cadera. Muchas veces con un tratamiento para descargar las tensiones en los músculos de piernas y espalda y ayudando a las articulaciones para que tengan mejor movilidad, conseguimos una mejor alineación del cuerpo y una mejor calidad de vida.
  • Realizar estiramientos. Los músculos estarán tensos, sobre todo los de la planta del pie, es importante realizar ejercicios de estiramientos para que los dedos en garra sean flexibles y no rígidos, y hará que el problema no repercuta en el resto del cuerpo.
  • Unos ejercicios que son sencillos y funcionan muy bien cuando el problema está empezando, es intentar coger una toalla con los dedos de los pies, este sencillo gesto permite que los dedos tengan movimiento y retrasa el empeoramiento del problema.
  • El automasaje en los pies, un masaje de 5 minutos mientras nos damos un poco de crema, en la planta del pie y en los dedos, movilizando cada dedo de forma independiente, nos hará tener los pies relajados y debido a la cantidad de zonas reflejas que tenemos en ellos, nos hará sentir bien.
  • Cirugía: solo en los casos más graves, cuando se presenten síntomas de rigidez y dolor incapacitante. Y siempre a valoración del especialista.

 

La salud de los pies es importante en el día a día, no somos conscientes de ello hasta que tenemos un problema. Cuando tengas un dolor o molestia acude a un podólogo para que te informe de tus opciones. Pon solución antes de que sea un problema mayor.

En Centro de Masajes Árnica, podemos ayudarte con tus problemas de pies, disponemos de:

  • MASAJES: relaja la musculatura, activa la circulación y mejora el estado muscular
  • OSTEPATÍA: recupera la falta de movilidad articular y trata las lesiones.
  • PODOLOGÍA: plantillas para corregir problemas de pisada, callos y durezas, siliconas correctoras.
  • DIATERMIA: baja inflamaciones articulares y mejora la circulación local.

En el CENTRO DE MASAJES ARNICA disponemos de profesionales con años de experiencia que te podrán ayudar con tus lesiones, problemas o a prevenir.

“soluciones personales en manos de profesionales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *