El dolor

El dolor es una señal del sistema nervioso que nos avisa que algo no funciona bien. Puede deberse a un daño en los tejidos o de los órganos o bien de un aviso de que en esa zona se puede producir una lesión.

No es aconsejable abusar de los analgésicos, sino buscar el origen y la causa del dolor, para así aliviar las limitaciones que este provoca en nuestra vida diaria.

Todo dolor que no desaparezca con el sueño reparador y con el descanso después de un día de larga actividad, habrá que tenerlo en cuenta e intentar acudir a un profesional en busca de ayuda.

CAUSAS Y TIPOS DE DOLOR

El dolor se divide según el mecanismo implicado:

  • Dolor nociceptivo

Son los receptores de las neuronas sensoriales de la piel, la mucosa o los órganos internos.

Actúan por el calor o frio

Advierten de exceso de presión o deformación

Son sensibles a sustancias químicas

  • Dolor cutáneo.
    • Debido a una herida de la piel.
    • Es un dolor bien localizado y de corta duración
    • corte con un papel, quemadura leve
  • Dolor somático.
    • Se origina en los huesos, músculos, tendones o vasos sanguíneos
    • Mayor duración y se puede reproducir tocando o moviendo la zona afectada
    • inflamación de torcedura, calambres musculares
  • Dolor visceral.
    • Se origina en órganos internos de las cavidades del cuerpo como tórax, abdomen y pelvis
    • Dolor mas sordo, vago y de difícil localización
    • Mayor duración
    • espasmos gastrointestinales

 

 

  • Dolor neuropatico

Procede a un daño en el sistema nervioso central o periférico. Es generado por una disfunción neuronal.

Puede darse en el sistema nervioso o en la hiperactividad de los mecanismos del sistema nervioso.

  • Neuropatía periférica.
    • Los nervios periféricos no funcionan correctamente
    • Suele ser resultado de un daño, enfermedad como diabetes o perdida de función del nervio
    • Suele iniciarse en manos y pies y afecta al cuerpo de forma simétrica
  • Pinzamiento de nervio.
    • Es un nervio pinzado o atrapado a causa de la compresión en la columna o en otro lugar del cuerpo, como codo, hombro, muñeca o pie

 

CONSEJOS PARA ALIVIAR O EVITAR EL DOLOR

Una manera de reducir el dolor y aliviarlo es mantener un estilo de vida saludable. Esto implica:

  • Tener una dieta equilibrada, evitaremos el sobrepeso que como ya sabemos no es un buen aliado para nosotros, ni para nuestros órganos ni para nuestra espalda.
  • Realizar ejercicio diariamente, para potenciar la firmeza de los músculos y evitar futuras lesiones y para mantener una vida sana
  • Darse de manera regular masajes, un buen masaje nos lleva a un estado de relajación que nuestro cuerpo lo va agradecer y además nos liberamos de tensiones acumuladas durante días

 

En Centro De Masajes Árnica disponemos de profesionales cualificados y con años de experiencia,  que podrán ayudarte:

 

  • Dolor general, los masajes son nuestros aliados y pueden ayudarnos a descontracturar las zonas más problemáticas, como pueden ser cuello, espalda, piernas o brazos
  • Dolor más punzante, en zonas más concretas podremos ayudarnos además del masaje, con diatermia (radiofrecuencia) para calentar el tejido, relajarlo, aumentar la circulación y mejorar la inflamación, permitiendo una recuperación más rápida
  • Dolor a largo plazo, como puede ser una ansiedad, trauma o malestar, podremos ayudarnos mediante acupuntura y reflexología.
  • También disponemos de clases individuales de Pilates, que nos ayudara en gran medida a calmar el dolor mediante una buena respiración y ejercicios de estiramientos. Ayudando a rectificar las malas posiciones y evitar que ese dolor vuelva a aparecer.

 

En el Centro de Masajes Arnica, te queremos ayudar

“soluciones personales en manos de profesionales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *