Embarazadas

La mujer embarazada debe preparar su cuerpo para los meses del embarazo, el momento del parto y el postparto. Por ello es bueno ir adaptando su rutina de entrenamiento según avanza el embarazo y nos acercamos al momento del parto.

Para evitar tener más sobrepeso del necesario es bueno realizar ejercicio cardiovascular continuo, sin cambios de ritmo importante que nos haga subir de forma brusca la tensión,

  • andar en la cinta,
  • utilizar el step
  • la elíptica
  • la bici

Son ejercicios muy recomendados ya que no tienen impacto

  • la máquina de remo es muy buena para trabajar toda la musculatura de la espalda y brazos,
  • la natación es muy buena porque la presión del agua favorece la circulación de retorno, también realiza un suave masaje en el cuerpo, tenemos la sensación de ingravidez.

Según como sea el embarazo y el estado de forma de la embarazada se realizara más o menos ejercicio cardiovascular al principio, empezando con 15 minutos que aumentaran progresivamente cada semana hasta llegar a los 50 minutos. Y si el estado de forma es bueno, comenzaran con 40 minutos, para ir aumentando el tiempo y llegar a los 60 minutos.

Es normal empezar en seco utilizando la cinta, bici, elíptica, etc y según avanza el embarazo y se vuelve más dificultoso moverse realizar ese ejercicio cardiovascular en el agua, donde se sentirán más agiles.

Durante todo el embarazo es bueno ir preparando la musculatura implicada en el parto, por lo que la realización de clases colectivas como Pilates son muy buenas, al fortalecer suelo pélvico, faja abdominal, da mayor control del cuerpo, lo equilibra, compensa las cargar, practica la respiración, concentración, gana flexibilidad y elasticidad, agilidad, evita los dolores lumbares que se dan al aumentar el peso y volumen del abdomen.

También es importante trabajar los músculos de las piernas ya que durante el embarazo van a ver incrementado el peso que tienen que soportar. La zona lumbar es muy importante trabajarla y estirarla porque la curvatura fisiológica se verá modificada al aumentar el peso anterior y el volumen del abdomen, del mismo modo hay que trabajar en la tonificación dorsal, ya que la curvatura dorsal se ve incrementada por el peso anterior del pectoral.

Todos estos ejercicios de tonificación se pueden realizar en la piscina, sobretodo en la fase final del embarazo, para sentirse más ágil, evitar que suba la tensión, favorecer la circulación de retorno de las piernas que se suelen cargar ya en estos últimos momentos.

Y los ejercicios sencillos que con la ayuda del material de piscina se pueden realizar fácilmente cada una por su cuenta, o dentro de una clase colectiva de tonificación acuática.

En Centro de Masajes Árnica disponemos de

  • Entrenador personal
  • Pilates

Facilita y ayuda a realizar los ejercicios necesarios para fortalecer la musculatura, al igual que para controlar mejor la respiración.

  •  Masaje circulatorio
  • Drenaje linfático

Para mejorar la circulación, la retención de líquidos e hinchazón de piernas y poder descargar y relajar las zonas conflictivas como son piernas y espaldas, que debido al aumento de peso, se ven afectadas.

 

“Soluciones personales en manos de profesionales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *