Insomnio

El trastorno del sueño nos afecta en el funcionamiento tanto físico, como mental y emocional.

Las necesidades de sueño varían de 4 a 9 h, dependiendo de cada persona. El sueño tiene que ser reparador, debemos levantarnos por la mañana descansados.

La falta de sueño produce un envejecimiento y una degeneración de todos los tejidos, en particular del sistema hormonal, corazón, cerebro, hígado, sistema cardiovascular y sistema inmunológico. Además de un aumento de la sensibilidad al dolor.

La menopausia (disminución de los estrógenos) y la andropausia (disminución de la testosterona), produce una alteración de la seratonina ( estados de ánimo) y de la melatonina (hormona del sueño).

¿Que causas alteran el sueño?

  • Emocional, uno de los principales causas de los trastornos del sueño. Un disgusto, una mala noticia, las cosas no van bien en nuestra vida.
  • El estrés. Un determinado grado de estrés estimula el organismo, si el nivel de estrés es demasiado alto y no sabemos canalizarlo, llegamos al agotamiento y a posibles alteraciones funcionales y orgánicas, como ansiedad y depresión

 

Debemos evitar:

  • dormir pocas horas por motivos sociales
  • hacer ejercicio a última hora del día.
  • Cenar tarde, de forma abundante y desordenada
  • Hacer siestas excesivamente largas
  • Tomar bebidas con cafeína, fumar.

Alimentos relacionados con trastornos del sueño

Los malos hábitos alimenticios están relacionados con los trastornos del sueño. El exceso de alimentos ricos en grasas y azucares, el déficit de vitaminas y minerales, repercuten en la calidad del sueño, así como:

  • Poco tiempo para comer
  • Comidas abundantes o pesadas
  • Platos especiados
  • Alimentos excitantes
  • Intolerancias alimentarias

El triptófano es un aminoácido esencial y es imprescindible para formar melatonina y serotonina. Estos ayudan de manera segura y eficaz a equilibrar el ritmo del cuerpo. Logran un sueño reparador . Los alimentos como la leche, los plátanos, la carne o el pescado tienen triptófano.

Los hidratos de carbono, como pan, arroz, pasta o patata, sin abusar, estimulan la secreción de insulina, favoreciendo la disposición del triptófano.

Consumos de vitaminas b1 y b6, favorecen el funcionamiento del sistema nervioso

El calcio y el magnesio, permiten conexiones nerviosas, se duerme mejor y se descansa más.

 

Tratar los trastornos del sueño

Desde el Centro de Masajes Arnica queremos ayudarte a mejorar tus problemas de insomnio.

  • Osteopatía craneal. Mediante la corrección de las tensiones encontradas a nivel craneal podemos mejorar la calidad del sueño.

 

  • Acupuntura Equilibramos el sistema nervioso y el sistema hormonal, consiguiendo un restablecimiento de la energía de nuestro cuerpo, estarás más tranquilo, disminuirá la ansiedad y mejora el estado de ánimo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *