La importancia del magnesio en nuestro cuerpo

El magnesio es uno de los minerales más abundantes de nuestro organismo después del calcio, fosforo, potasio y sodio encontrándose en huesos, dientes, músculos, sangre y otros tejidos y fluidos.

Su importancia radica en que interviene en más de 300 funciones corporales, como por ejemplo:

• Es vital para la liberación de la energía.

• Forma parte de los huesos.

• Fundamental para hacer el ADN.

• Interviene en el mantenimiento de los huesos, dientes y el corazón.

• Favorece y ayuda en la formación de proteínas.

• Imprescindible para diferentes funciones del sistema nervioso.

• Favorece el sueño y tiene efectos antidepresivos

• Fluidifica la sangre.

• Regulación de los niveles de azúcar en sangre

El magnesio también desempeña un papel muy importante en los procesos de desintoxicación del cuerpo y por lo tanto es importante para ayudar a prevenir el daño causado por las sustancias químicas ambientales, los metales pesados y otras toxinas. Incluso el glutatión, el antioxidante más poderoso de nuestro cuerpo que incluso ha sido llamado “el antioxidante maestro” necesita del magnesio para su síntesis.

Pero su papel en la salud humana parece ser mucho más complejo de lo que se pensaba y al igual que la vitamina D, sus beneficios podrían ser de mucho mayor alcance de lo que se había imaginado. El proyecto de la base de datos de GreenMedInfo.com ha enlistado más de 100 beneficios de salud a causa del magnesio hasta ahora, incluyendo beneficios terapéuticos para la fibromialgia, migraña, diabetes tipo II, síndrome premenstrual..

Una de las mejores opciones de obtener el magnesio necesario es consumir alimentos que lo tienen en su composición orgánica. Resulta que el magnesio es necesario para hacer la fotosíntesis de las plantas, así que a mayor nivel de clorofila también es natural que la planta tenga mayor cantidad de este mineral asociado.

En sí, la clorofila es como el corriente sanguíneo de la planta que en vez de hierro suele transportar magnesio, que le ayuda a obtener energía de la luz solar. Los vegetales de hojas verdes como las espinacas, acelgas o la coliflor son fuentes de magnesio, así como frijoles, nueces, semillas de calabaza, girasol, sésamo o almendras. También los aguacates, además de aportar una grasa muy saludable, son fuente de magnesio. Tomar jugo de vegetales nos aportará una buena ración de este valioso mineral.
Los cultivos orgánicos suelen tener más magnesio porque los fertilizantes favorecen el nitrógeno, fósforo y potasio en lugar de éste. Otros factores como el medio ambiente y el tipo de agua utilizada también influyen en su concentración.

A continuación una lista de alimentos ricos en magnesio expresada en miligramos por cada 100 gramos de producto:

• El salvado de arroz integral contiene unos 781 miligramos.

• Las Algas Agar secas contienen 770 miligramos.

• Las Cebolleta liofilizadas contienen 640 miligramos.

• Las Hojas de cilantro secas que contienen 694 miligramos.

• Las Semillas de calabaza secas contienen 535 miligramos.

• El cacao en polvo sin azúcar contiene 500 miligramos.

• La Albahaca seca como especia contiene 422 miligramos.

• Las semillas de lino contienen 392 miligramos.

• Las semillas de comino molidas contienen 366 miligramos.

• El fruto seco nueces de Brasil contiene 376 miligramos.

Otros alimentos también muy ricos en magnesio que siguen de cerca a los anteriores son: Perejil liofilizado, Harina de semillas de sésamo, mantequilla de almendras, anacardos asados, suero de leche, plátanos deshidratados, mijo inflado, puerros liofilizados, salmón fresco, hojas de cebolla deshidratada, entre otros.

Además de procurarnos una dieta equilibrada con niveles adecuados de magnesio, es importante tener en cuenta que:

• El magnesio tiene una estrecha relación con el calcio, de modo que los niveles de uno interfieren con los del otro. Un equilibrio apropiado de ambos (tanto en la dieta como si se toman suplementos) es de 2 partes de calcio x 1 de magnesio.

• El ácido oxálico presente en algunas verduras como las espinacas o la acelga reduce la absorción del magnesio

• En cambio, las vitaminas D, B6 y C, el fósforo y las proteínas aumentan su absorción

• La absorción de magnesio a partir de la dieta es pobre (solo asimilamos aproximadamente un 35%)

• El tránsito intestinal acelerado y el abuso de laxantes y diuréticos impiden su absorción eficiente

• Medicamentos utilizados en enfermedades del corazón, alergias, asma, psiquiátricos, infecciones, inmunosupresores y coriticoides, reducen la absorción y utilización de magnesio.

Existen suplementos de magnesio y las cantidades diarias recomendadas de magnesio rondan entre los 400 y los 600mg al día para adultos y 100-200mg para niños. Terapeutas y profesionales de la salud pueden recomendar una ingesta extra de 150 a 250mg (o lo que consideren oportuno) en forma de suplemento para equilibrar el organismo.

Puesto que el equilibrio entre calcio y magnesio (así como otros muchos nutrientes) es muy delicado y, puesto que los suplementos no deben bajo ningún concepto utilizarse a la ligera, te aconsejamos que, si piensas que puedes necesitar suplementos de magnesio, te pongas en manos profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *