LA OSTEOPATIA CRANEAL

La osteopatía, trata cualquier alteración en la mecánica o biomecánica de cualquier parte del cuerpo, ya sea estructural, visceral, muscular o craneal.

La osteopatía comprueba LA FALTA O EL EXCESO DE MOVIMIENTO y cuando algún sistema, ya sea muscular, visceral o craneal, tiene esa falta de movimiento, la osteopatía con técnicas manuales como masaje, movilizaciones, estiramientos y manipulaciones, mejora y devuelve al cuerpo humano el equilibrio perdido.

En el caso de la OSTEOPATÍA CRANEAL O SACRO-CRANEAL, la falta o exceso de movimiento se refleja en los huesos del cráneo y en su relación directa con el sacro, ambas partes, sacro y cráneo, tienen una conexión muy importante, unidos por la médula espinal que recorre todo el interior de la columna y que contiene nuestro sistema nervioso. El funcionamiento del cerebro y de la médula puede causar alteraciones sensitivas, motoras o neurológicas, pudiendo tener dolor crónico, problemas en la vista, escoliosis, falta de coordinación, problemas en el aprendizaje, etc.

La terapia Sacro-Craneal es un método suave de detección y corrección, que ayuda al cuerpo a recuperar la salud, y a eliminar el estrés que afecta a nuestro sistema nervioso.

Los efectos positivos de la Osteopatía craneal, se debe a la capacidad del cuerpo a corregirse dándole un pequeño estímulo.

SACRO-CRANEAL EN BEBÉS

En el parto, cuando la cabeza del feto pasa a través de la pelvis de la madre, los huesos tienen movimiento y se adaptan al canal, produciéndose una serie de reacciones y estimulaciones.

A veces hay que sacar al feto con fórceps y ventosas, esto produce una deformación en la cabeza, que lo normal es que desaparezca a los pocos días del parto. La capacidad de recuperación de un bebé es asombrosa.

¿Qué ocurre cuando al bebé lo acostamos siempre del mismo lado? aparece una cabeza que no es redonda, abultada de un lado y plana de otro, esa deformación es temporal, porque los huesos no están consolidados, el cerebro del bebe tiene que crecer, necesita tener espacio, el cráneo de un bebé es moldeable, para cerrar las suturas del cráneo se requiere tiempo.

La Osteopatía Craneal, ayuda a que esa deformación no dé restricciones en el futuro y que no afecte a partes importantes dando problemas de conducta, en la locomoción e incluso en aparato digestivo, como cólicos y estreñimiento.

SACRO-CRANEAL EN ADULTOS

Pero la Osteopatía Craneal no sólo se trabaja en bebés, sino también en adultos. La limitación de movimientos de las fascias y del cuerpo tiene una sincronización, si ese movimiento se ve alterado, puede dar dolores que no terminan de solucionarse con otras terapias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *