LESIONES DEPORTIVAS

LESION DEPORTIVA

Una lesión deportiva se produce por un golpe o traumatismo o por un sobreesfuerzo muscular en la práctica de cualquier deporte.

  • Lesiones agudas: se caracterizan por un inicio repentino, después de un golpe o un sobreesfuerzo. 24 o 48 horas.
  • Lesiones crónicas: están caracterizadas por un inicio lento, que aumenta gradualmente.

Factores que influyen en la curación de una lesión.

  • Extensión de la zona afectada: cuanto mayor sea el área o los tejidos afectados, más daño causaran y más difícil será la curación de la lesión.
  • Edema: el aumento de líquido en la zona, retrasa el proceso de curación.
  • Infección de la herida.
  • Salud, edad y nutrición.

TERMINOS ASOCIADOS A LESIONES DESPORTIVAS

  • Distensión: los músculos y ligamentos sufren un cambio en el tamaño o forma por un golpe o traumatismo.

Se dividen en 3 grados:

  • Grado I: algunas fibras musculares pueden haberse estirado incluso roto.
  • Grado II: algunos músculos o fibras tendinosas se han roto.
  • Grado III: hay rotura completa en el vientre del musculo o en su unión con el tendón.
  • Tendinitis: Inflamación de un tendón debido, generalmente, a movimientos repetitivos, mantenidos en el tiempo o a un golpe.
  • Tenosinovitis: inflamación del tendón y de la membrana sinovial que lo recubre.
  • Contusión: Lesión o daño por un golpe sin producir herida.
  • Luxación: Cuando un hueso se sale de su articulación.
  • Subluxación: Desplazamiento de una articulación, sin llegar a salirse el hueso.
  • Bursitis: la Bursa es una bolsa pequeña que contiene líquido sinovial que protege y amortigua los movimientos de las articulaciones.
  • Esguinces: lesión de los ligamentos que se encuentran alrededor de una articulación.

Se dividen en 3 grados:

  • Grado I: cierta extensión y quizás desgarro de las fibras ligamentosas con poca o nula inestabilidad en la articulación.
  • Grado II: hay cierta inestabilidad y desgarro de las fibras ligamentosas.
  • Grado III: rotura total del ligamento, manifestada por una importante inestabilidad de la articulación.
  • Calambres: contracciones o espasmos involuntarios de los músculos, que desaparece con el estiramiento de la parte afectada.
  • Contracturas: Rigidez o  contracción  dolorosa y mantenida  de uno o más músculos
  • Fracturas: fisura o rotura de un hueso.

COMO PODEMOS PREVENIR LAS LESIONES

  • Utilizar las instalaciones adecuadas y en buen estado para cada deporte.
  • Material deportivo homologado y que este adaptado a la edad del deportista.
  • Tener una buena preparación física para el deporte que se está practicando.
  • Tener una buena alimentación.
  • Hacer un buen calentamiento previo.

Fases del calentamiento:

  • Trote o carrera lenta (5-15 minutos): consiste en efectuar una carrera continua
  • Ejercicios (10-12 minutos): consiste en hacer ejercicios de movilización articular, buscando calentar el músculo y la articulación.

 

 

 

 

 calentamiento-2

 

 

 

  • Estiramientos (15-20 minutos): esta fase es fundamental, con ella lo que pretendemos es aumentar la temperatura intramuscular.

 

 estiramientos

 

  • Especifica: esta fase es la que nos acerca al tipo de actividad que vamos a llevar a cabo

FASES DEL TRATAMIETNO DE RECUPERACION DE UNA LESIÓN

FASE I

  • VALORACIÓN POR UN PROFESIONAL DEL TIPO DE LESIÓN.
  • Reposo y hielo, si hay inflamación, en las primeras 24-48 h
  • En el caso de no poder mover una articulación, reposo.

FASE II (pasada la fase aguda)

  • Terapia manual, masajes, si procede, depende del tipo y grado de lesión.
  • Estiramientos suaves y progresivos, sin forzar.
  • Ejercicios específicos.

FASE III (Mantenimiento de la fase de rehabilitación)

  • Ejercicios para el aumento de la potencia y resistencia.
  • Progresión funcional y específica para el deporte
  • Ejercicios para mejorar la técnica y habilidad

 

En el Centro de Masajes Árnica podemos ayudarte, disponemos de distintas técnicas para mejorar, aliviar o recuperar todo tipo de lesiones que podemos sufrir haciendo deporte.

  • Masajes: relaja la musculatura, activa circulación y reduce las inflamaciones
  • Osteopatía: recupera la movilidad perdida por golpes, exceso de esfuerzo o por sobrecargas mantenidas
  • Acupuntura: tratamiento contra el dolor, somos energía y si no fluye bien, aparece el dolor, problemas de artrosis, esguinces, tendinitis y dolores en general mejoran con acupuntura.
  • Diatermia: calor controlado, que favorece la recuperación del músculo, articulación o tejido dañado, reduce el tiempo de recuperación de lesiones y es indoloro. Fabuloso para reabsorber edemas e inflamaciones.

 

En el Centro de Masajes Árnica disponemos de profesionales con años de experiencia, que te podrán ayudar a solucionar los problemas musculares, lesiones y a mejorar la falta de movimiento.

En El Centro de Masajes Árnica

Soluciones personales en manos de profesionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *