Piernas cansadas

Mejorar la circulación y evitar la retención de líquidos es clave para luchar contra la sensación de piernas cansadas.      

Sensación de piernas cansadas

El calor favorece la dilatación de las venas y con ello empeora el retorno de la sangre hasta el corazón y aparece la pesadez en las piernas. Es un problema muy habitual que provoca varices, cansancio, calambres, hormigueos, sensación de calor, hinchazón, dilatación de las venas o arañas vasculares.

Todos estos síntomas se incrementan con la edad, tiene un componente hereditario, empeoran con embarazos, con falta de ejercicio o por ejercicio bruscos, por sobrepeso, alimentación inadecuada o por usar prendas de vestir ajustadas.

 

¿Cómo evitamos la sensación?

Un cambio en los hábitos alimentarios y vitales acompañados de una serie de tratamientos naturales ayuda a evitar o reducir el cansancio en las piernas.

Baños de agua fría – Existen remedios naturales para combatir esta sensación como es el agua fría, dejar correr agua fría sobre las piernas y la sensación desaparecerá. Estimula y favorece el funcionamiento de las venas. Si pasas las vacaciones junto a la playa no dudes en caminar por el agua para remediar el problema, el mero golpeteo de las olas contra nuestras piernas ayuda a activar la circulación.

Piernas elevadas – elevar las piernas durante unos minutos cada día mejorara la circulación. Cada día, después de realizar la inmersión con las piernas en agua, elevar las piernas en un ángulo de 90º y permanecer en esta posición durante 15-20 minutos.

Utilización de medias de compresión– son un remedio imprescindible para estimular a lo largo del día el retorno venoso, sobre todo si estás mucho tiempo sentado o mucho tiempo de pie

Alimentación saludable y ejercicio – en el Centro de Masajes Árnica mediante un seguimiento de peso y alimentación podemos planificar una dieta acorde al problema. También deberemos realizar ejercicios para ayudar a estimular la circulación:

  • Caminar es el mejor ejercicio para activar circulación
  • Elevando ligeramente una pierna y girar el pie haciendo circulados de un lado y de otro. Lo realizaremos con las 2 piernas
  • Ejercicio de la bicicleta, tumbados sobre el suelo elevamos las piernas y las movemos como si estuviéramos pedaleando. Se realizara durante 15 minutos

  Tratamientos: En  el Centro de Masajes Árnica podemos ayudarte con:

  • Drenaje linfático y masaje circulatorio –Masaje específico para reducir hinchazón y cansancio. Activar el riego sanguíneo y linfático favoreciendo el intercambio celular. Al movilizar los líquidos corporales, se consigue por un lado, que los nutrientes lleguen mejor a las células, y por otro, que las toxinas circulantes alcancen los órganos y ganglios encargados de eliminarlas. Se puede dar de forma manual o por máquina.

 

Plantas:

  • Cola de caballo y alcachofa son diuréticos muy poderosos, lo que quiere decir que ayudan a eliminar líquidos retenidos mejorando el funcionamiento del sistema linfático, ayudando a mantener una circulación sanguínea saludable y mayor sensación de ligereza.
  • Hamamelis: Importante vasoconstrictor y tónico venoso. Regula la circulación gracias a su contenido en taninos y flavonoides.
  • Sauce: cuya salicilina constituye uno de los mejores anticoagulantes naturales.
  • Espino blanco: ayuda a disminuir la tensión arterial.
  • Vid roja: sus sustancias vasoprotectoras ayudan a combatir la insuficiencia venosa y sus taninos favorecen la contracción de las células musculares de los vasos para que la sangre fluya mejor. Además de aliviar la sensación de piernas cansadas y es útil en personas con varices, cuperosis, fragilidad capilar y hemorroides.

Las hierbas medicinales, sumadas a una dieta sana y una rutina de ejercicios, son el complemento ideal para mejorar la circulación en las piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *