Retención de líquidos

En esta entrada vamos a ser un poco breves y prácticos!!. La alimentación es uno de los factores más importantes para dejar de retener líquidos.

 

Para no retener líquidos lo fundamental son 3 puntos:

  1. Alimentación baja en sal, y por tanto consumir productos con bajo contenido en Sodio. Esto no significa eliminar completamente el Sodio de la alimentación ya que es un mineral indispensable para el funcionamiento de nuestro organismo, pero sí reducir su consumo de forma considerable al que estamos acostumbrados y la forma más eficaz es consumir sólo el sodio que lleva de forma natural los alimentos, sin que se le añada sal. Obviamente, hablamos de productos que no estén procesados. Alimentos en su mayoría crudos. Frutas como las manzanas, naranjas, melocotones, verduras frescas, arroz, patatas, legumbres como judías, lentejas y garbanzo, carnes y pescados magros y frescos.

 

  1. Alimentación con alto contenido en Potasio. El potasio es importante, en otros motivos, para mantener correctamente el equilibrio hídrico del cuerpo (junto con el sodio y el cloro pero en proporciones diferentes). El alimentos más conocido con alto contenido en potasio es el plátano, pero hay muchos más!. Germen de trigo, sésamo, cacahuetes, nueces, acelgas, alcachofas, zanahorias, coles de bruselas, patatas, aguacates, setas.. y muchos más!!

 

  1. Hidratarse correctamente. Aumentar el consumo de agua. El consumo de agua nos ayudará a mantener nuestro organismo depurado, ya que ingerir de forma regular agua, limpia de toxinas nuestro cuerpo además de reponer las sales que nuestro organismo necesita. Debería de ser una práctica natural el beber lo correspondiente al peso de cada uno o los famosos “dos litros” de forma general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *