Tendinitis de muñeca

¿Qué es la tendinitis?

La tendinitis se produce por la inflamación de un tendón, la estructura fibrosa que une el musculo con el hueso.
Provoca dolor y un aumento de sensibilidad alrededor de la articulación afectada, muchas veces produciendo limitación de movimiento.

Causas

La tendinitis se produce por un sobreesfuerzo de la articulación, produciendo una sobrecarga muscular, contracturas e inflamación del músculo afectado.
La causa de la tendinitis, generalmente se produce por movimientos repetitivos, sobreesfuerzos o traumatismos.
Es común en oficios que requieren de movimientos continuados y repetitivos con la muñeca, por ejemplo peluqueras, por la utilización del cepillo y el secador, en oficinistas por el uso del ratón, en mujeres lactantes, por la forma que cogen al bebe para darles el pecho, etc
Otra causa que provoca la tendinitis de muñeca es el proceso degenerativo tendinoso, provocado por el debilitamiento del tendón y por lesiones mantenidas en el tiempo.

Síntomas

• Dolor, aparece de forma leve en la mano y puede ir creciendo la intensidad y extenderse hacia el codo, incluso hasta el hombro. Este dolor puede aparecer sobretodo en la noche.
• Hipersensibilidad e hinchazón.
• Entumecimiento u hormigueo.
• Dificultad para sostener objetos, pérdida de fuerza.
• Sensación de crujido cuando se dobla o se flexiona la articulación.

Consejos para prevenir la tendinitis

Algunas de las recomendaciones que aconsejamos son:
• Si realizamos actividades deportivas, es fundamental hacer un buen calentamiento antes de la actividad.
• Evitar movimientos repetitivos que puedan sobrecargar la zona afectada.
• Estiramientos del antebrazo, cuello y espalda

Tratamiento

El tratamiento de tendinitis de muñeca tiene como objetivo reducir el dolor y la inflamación:
• Masaje, descargar la zona del antebrazo, para relajar la musculatura que llega a la muñeca. Se puede complementar poniendo hielo en la muñeca, para bajar la inflamación.
• Realizar ejercicios de estiramientos en el antebrazo y muñeca.
• Diatermia, mediante ondas de calor conseguimos aumentar la temperatura de la zona afectada, produciendo un efecto anti- inflamatorio y ayudando a la recuperación de la musculatura.
• Acupuntura, mediante la inserción en puntos específicos de agujas conseguimos aliviar el dolor ocasionado por la tendinitis.

En centro de Masajes Árnica tenemos a un gran equipo de profesionales que te ayudara a recuperar la movilidad y fuerza producida por la tendinitis.

No lo dudes y ponte en nuestras manos.

“soluciones personales en manos de profesionales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *